Anuncio agua fresca adolfo dominguez

Anuncio agua fresca adolfo dominguez

belleza

spot de «agua fresca de rosas blancas», el último perfume

En la última década del siglo XXI, hombres y mujeres en cohetes aterrizaron en la luna. En el año 2200, ya habían llegado a los demás planetas de nuestro sistema solar. Casi al mismo tiempo se produjo el descubrimiento de la hipervelocidad, gracias a la cual se obtuvo primero la velocidad de la luz y luego se superó ampliamente. Y así, por fin, la humanidad comenzó la conquista y colonización del espacio profundo. El Crucero C57D de los Planetas Unidos, se encuentra ahora a más de un año de distancia de la Base Terrestre en una misión especial al sistema planetario de la gran estrella de la secuencia principal, Altair.

En tiempos pasados, este planeta fue el hogar de una poderosa y noble raza de seres que se llamaban a sí mismos los Krell. Ética y tecnológicamente estaban un millón de años por delante de la humanidad, pues al desentrañar los misterios de la naturaleza habían conquistado incluso su yo más bajo, y cuando en el transcurso de los eones habían abolido la enfermedad y la locura, el crimen y toda injusticia, se volvieron, todavía con gran benevolencia, hacia el espacio. Entonces, habiendo alcanzado las alturas, esta raza casi divina pereció en una sola noche, y nada se conservó sobre la tierra.

agua fresca / adolfo dominguez

Agua Fresca de Rosas by Adolfo Dominguez is a Chypre Floral fragrance for women. Agua Fresca de Rosas was launched in 1995. The nose behind this fragrance is Joan Bruses. The fragrance features rose, jasmine, lily-of-the-valley, sandalwood, oakmoss and musk.

Agua Fresca de Azahar, by Adolfo Dominguez: through orange blossom, one of the most prized flowers for its aroma and beauty, a feminine and delicate fragrance is born, but at the same time full of energy and vitality.

agua fresca / adolfo dominguez – maría 20»

Siempre he tenido un problema con el petitgrain. Extraído de las hojas y ramitas verdes del naranjo amargo, como la albahaca y el anís, el aceite esencial de petitgrain penetra directamente en el centro de la cefalea de mi cerebro y provoca dolor.    Si el neroli es la novia y el azahar el sueño, el petitgrain es el córtex; la corteza: la vida nudosa y clorofílica en el corazón del ser (a veces tengo tanto de este poder que no sé qué hacer con él, y la exuberancia punzante del petitgrain lo representa).

Sin embargo, utilizado en perfumes, en pellizcos bien calculados, el petitgrain, no diluido, sino distribuido a través de otros cítricos y hierbas y maderas, puede utilizarse con un efecto deliciosamente crujiente y que recoge los sentidos. Agua Fresca, del diseñador español Adolfo Domínguez, es una de esas fragancias: Lo compré hace unos ocho años en Barcelona, donde pasamos un fin de semana con los padres de Duncan en medio de una ola de calor sofocante.

Me encantan las perfumerías tradicionales europeas, las profumerías; pequeñas tiendas de esquina pintadas de blanco con vitrinas apiladas con todo tipo de perfumes, viejos y nuevos; esos lugares en los que, de repente, espías una fragancia de tu juventud escondida en un rincón a la derecha, ligeramente empolvada en su caja de celofán, esperando pacientemente a ser utilizada. Habíamos deambulado sin rumbo por alguna calle empedrada y llena de sombras para escapar del calor y nos topamos con uno de esos locales: como me encantan las compras aleatorias y espontáneas de fragancias para las vacaciones, esas que empapan tus perfumes de experiencia, cuando vi la palabra «fresca» y me di cuenta de que se trataba de una colonia moderna, clara y convincente, que podría llevar con gusto, con una sola rociada en el dorso de la mano, me convenció de inmediato. Si la frescura es una virtud, entonces Agua Fresca es un santo.

agua fresca by adolfo domínguez review

Today we are going to talk about something different; another complement that, like our beloved wallets, are essential in our day to day: Colognes and perfumes. On this occasion, the line that Adolfo Dominguez dedicates to men.

It was designed for the man who is sober by nature, as well as elegant. Among its composition we find bergamot, to give that citrus touch, mugwort, lavender, coriander or sandalwood, among other elements that shape this perfume of Adolfo Dominguez the modern man.

This perfume has reinterpreted one of the most exquisite essences that can be found: vetiver. Vetiver is a bitter root in flavor, but at the same time refreshing. One of the particularities of this root is that, in addition to perfumery, it is used as an antidote for poisons.

Contrary to what we may think, we are talking about a fresh water with a denser scent, with which it invites man to enter an unknown and unlikely territory thanks to the great energy it transmits by itself.